Lost and found

Sólo una vez en mi vida me he encontrado una cartera extraviada en la calle. No, no llevaba dinero dentro ni tampoco nada de relevante interés, tan sólo un montón de tarjetas y papeles personales.

Encontrado en https://www.flickr.com/photos/melinwonderland/with/9228892404/
Encontrado en https://www.flickr.com/photos/melinwonderland/with/9228892404/

A pesar de lo insustancial de mi descubrimiento, me miré cada una de las tarjetas que contenía la billetera en un vano intento de deducir la vida de aquel despistado. No sabría explicar por qué lo hice. Puede que tocar algo con tus propias manos, algo que sabes que ha pertenecido a otra persona de la que no sabes nada, despierte una conexión humana que todos llevamos dentro. Poder experimentar, por un breve momento, la presencia del otro a través de sus objetos personales.

Algo similar le debió pasar al fotógrafo Paco Gómez cuando se encontró por la calle el álbum de fotos de los Modlin, una peculiar familia estadounidense que se había mudado a Madrid en los años 70. Los Modlin eran una familia de artistas obsesionados con alcanzar la fama. El padre era actor de reparto en Hollywood, la madre aspiraba a ser “la mejor pintora del Apocalipsis de todos los tiempos” y el hijo era un tres en uno: actor, modelo y locutor de radio. ¿Por qué acabaron sus fotos tiradas en la basura? ¿Quiénes eran realmente los Modlin?

"Los Modlin" de Paco Gómez.
“Los Modlin” de Paco Gómez.

Durante diez años, Paco Gómez se dedicó a recolectar información y reconstruir su historia, un meticuloso trabajo que finalmente se ha materializado en forma de libro, que mezcla fotografía y literatura. Gómez consiguió financiar la publicación de su libro gracias al crowdfunding llevado a cabo en verkami.

No todos nos encontraremos por casualidad un misterio como el de la familia Modlin ni todos los objetos son capaces de despertar la misma curiosidad en nosotros. Los libros, por ejemplo, pueden decirnos mucho sobre los gustos e intereses de una persona, su sensibilidad, su nivel cultural… Qué os voy a decir que no sepáis ya.

¿Conocen el BookCrossing? Es una actividad que consiste en dejar libros por la calle, libres de ser cogidos por cualquiera que se los encuentre. La única condición es que esa persona deje otro libro en su lugar. De esta manera se mantiene vivo el ciclo: yo comparto mi libro contigo y tú compartes el tuyo conmigo.

Encontrado en https://www.flickr.com/photos/melinwonderland/with/9228892404/
Encontrado en https://www.flickr.com/photos/melinwonderland/with/9228892404/

Los amantes de la lectura sabemos que compartir un libro siempre lleva consigo una dosis de afecto y este es, sin duda, un juego que vale la pena jugar. Es como nuestro pequeño secreto con la ciudad. En la web de bookcrossing incluso se puede “registrar” el libro, asignarle un código en forma de etiqueta y gracias a ello saber por dónde viaja tu libro. Quien sabe, quizás acaba en otro país o incluso en otro continente.

La rutina es un rollo. Seamos siempre detectives.

Por: Valeria González

Anuncios